Editorial de marzo (I)

Por  
Fotografía: Miradas Múltiples 13 marzo, 2018

Por Pablo Allison

Llegó el primer trimestre del año, muchos problemas personales por solucionar, muchas ideas por aterrizar y concretar, sueños por cumplir. Los pronósticos para el 2018 quizá no son del todo satisfactorios como pensábamos (guerras, hostilidad, insensatez, etc.) pero seguro que muchos de nuestros propósitos de año nuevo se están llevando a cabo.

Es esta parte del año cuando uno reflexiona acerca de lo rápido que pasa el tiempo y no nos damos abasto con todo lo que, a veces, implica vivir.

Pues bien, avanzamos a pasos agigantados en cuanto a tecnologías comunicativas se refiere, por ejemplo, sin embargo, como todo tiene un pero, retrocedemos en muchas cosas también.

Las barbaridades de ‘donald trump’ culpando a los países más vulnerables de aprovecharse por años de la generosidad de los gringos, aplicando discursos cada vez más xenófobos contra los migrantes, los latinos y los musulmanes son algunas de sus tantas irracionalidades.

El Día Internacional de la Mujer se celebra este mes, aunque deberíamos de celebrarlo todos los días. De hecho, deberíamos de aplaudir fuertemente el Día de todos y todas, haciendo hincapié en lo grandiosa y generosa que es la vida y luchando por el respeto y la justicia de cada uno de los que integramos este mundo.

Por otro lado, faltan alrededor de cuatro meses para que elijamos a quien será el próximo gobernante en México. Sin duda son tiempos difíciles y desde luego que los años que el presidente de México ‘enrique pena nieto’ lleva en la casa blanca, perdón, en Los Pinos, han estado plagados de incongruencias por usar un término suave. En lo que va de su periodo presidencial, se han hallado infinidad de fosas clandestinas. El Chapo fue capturado y está recluido en los Estados Unidos, pero aún desconocemos el paradero de los 43 estudiantes desaparecidos en Iguala desde 2014.

Las elecciones en México, probablemente, representen una oportunidad para cambiar el rumbo del país; no obstante, (generalizaré), tod@s los mexicanos saben que la democracia en México es, más bien, una “demacracia” por demacrada y desgraciada.

Continuando con los procesos electorales y políticos, nos trasladamos hacia el continente europeo, en donde ha habido tremendos jaloneos en el Reino Unido para decidir las políticas que redefinirán el rumbo del país una vez que salga de la Unión Europea.

Por si fuera poco, el proceso electoral en Italia se lo llevó la coalición de centro-derecha, con lo que otro país de la Unión Europea vira hacia los populismos, una tendencia que va a la alza y pone en duda las libertades y derechos en el viejo continente.

Hablando de tecnologías comunicativas retrocedo algunos párrafos para retomar el tema de la comunicación en esta era digital masiva, y resumo: Hoy día nos comunicamos con más frecuencia que nunca pero cada vez nos entendemos menos.

De este modo, nuestra vida se hace mucho más rápida, ya no hay tiempo de parpadear cuando de pronto debemos contestar 20 mensajes y checar las redes sociales para estar atentos a lo que ocurre en nuestro país y alrededor del mundo entero.

La información en la era digital se comparte por todos lados, haciendo que sea confuso lo que absorbemos y planteándonos la pregunta obligada, ¿a quién debemos creerle? La idea de las noticias falsas, o ‘fake news’ como lo describe el presidente de los EUA… para el todo es falso excepto lo que sus canales y amigos pronuncian.

No podemos pasar por alto la crisis económica en la que muchos países han permanecido, (es el caso de México) y otros, como Inglaterra, Estados Unidos o España, que solo muestran señales de una aparente y lenta recuperación económica.

Derivado de lo anterior, ha crecido la incertidumbre en los mercados de casi todo el mundo. Los subsidios económicos para programas sociales han sido recortados o, en el peor de los casos, erradicados de las agendas gubernamentales.

Asimismo, donde hay crisis hay oportunidades, como bien dijera el neoliberal economista estadounidense quien aplicó la doctrina de shock en Chile en los 70’s, Milton Freedman de la Universidad de Chicago.

Con la crisis están quienes al igual se han aprovechado de la situación para ampliar sus fortunas, y unos cuantos que han sabido tomar ventaja en contubernio con políticos de sus respectivos países para colarse en las filas de la oligarquía.

Por último, el desgaste de la ciudadanía hacia las y los políticos que gobiernan ha creado una apatía generalizada. Hoy día es común no creer en lo que dice ningún político. La idea generalizada de que ‘todos los políticos son iguales’ es recurrente entre los ciudadanos cuando de política se habla. A mi parecer, la apatía y la falta de participación ciudadana en los procesos ‘democráticos’ es en realidad la tabla de salvación de los oficialistas para seguir en el poder por medio de trucos y mañas al más puro estilo autoritario.

Comparte: Editorial de marzo (I)

por

Contacto

Ver artículos relacionados