¡Alambrista! Quebrando el circulo intemporal de la pobreza

Por   ・ México
Imagen: Cartel de la película ¡Alambrista! 15 octubre, 2018
Los migrantes poseen la desesperación de la necesidad. Se trata, acaso, de los hombres y mujeres más valientes y determinados de todo México. Pues toma coraje y voluntad quebrar el círculo intemporal de la pobreza y arriesgarlo todo en la apuesta de cruzar la frontera norte. Pero esta frontera, dicen muchos entre quienes la cruza, en realidad no es una frontera sino una cicatriz ¿Se habrá cerrado para siempre?, ¿o volverá a sangrar un día?

Carlos Fuentes

El cine, sin duda, es testimonio de las sociedades y los grupos que lo producen. Por ello, el hecho cinematográfico nos permite acercarnos a muchas realidades y a los problemas derivados de éstas, los cuales, en ocasiones, no podrían ser percibidos de la misma manera sin su representación en las pantallas de cine o de televisión. Lo anterior es el caso de la experiencia migratoria en el mundo.


Yo me fui de alambrista pal’norte
Sin saber lo que iba a encontrar
En el rancho dejé a mi niña
A mi esposa y mi pobre mamá…


La experiencia del migrante, como experiencia universal de la humanidad, es uno de los temas de mayor importancia en los últimos años y el cine no ha sido indiferente a esta temática. Su forma de representación ha sido diversa y vasta, desde la mirada devastadora de Michael Haneke en Código desconocido (Code inconnu: Récit incomplet de divers voyages, Francia, 2000) o el documental francés Figuras de guerra (Qu’ils reposent en révolte (Des figures de guerre), Sylvain George, Francia, 2010), hasta las producciones mexicanas como La Jaula de oro (Diego Quemada-Díez, México, 2010) y Llévate mis amores (Arturo González Villaseñor, México, 2014), o la película chicana El Norte (The North, Gregory Nava, Estados Unidos, 1983).

Sin embargo, la intención de este artículo no es hacer una lista pormenorizada de películas que muestran este tema, sino hablar de un filme que rompió paradigmas en la industria hollywoodense: ¡Alambrista!


Por la noche, como venadito,
De Tijuana a San Diego crucé
Casi a todos los pescó la migra
Sólo dios sabe cómo escapé
Cómo le hice, yo no sé
Pero aquí estoy para contarla…


¡Alambrista! es una película del año de 1977, dirigida por Robert M. Young, con la cual se inauguró en el Festival de Cannes la entrega de la Caméra d’Or a las mejor ópera prima y obtuvo la Concha de Oro en el Festival de San Sebastián.

Ver trailer:

 

Esta película es considerada una obra fundamental de la cinematografía chicana por la forma en que muestra la vida del migrante “sin papeles” en los Estados Unidos; sin embargo, nunca se estrenó en las pantallas cinematográficas, hasta que los circuitos de arte y los campos universitarios permitieron su exhibición.


Bien norteado en las calles de Stockton
De un asalto una mesera me salvó
Y por poco me quedó con Sharon
Que su casa y cariño me brindó…


¡Alambrista! presenta la historia de Roberto Ramírez (Domingo Ambriz), un campesino del estado de Michoacán, que debe realizar el viaje hacia los Estados Unidos debido a la pobreza en la que vive. Roberto emprende el viaje y sigue la ruta de la cosecha (tomate, fresa, uva, pepino y sandia) y recorre los estados de California y Colorado.

Durante su travesía, se enfrenta a diversas situaciones que le muestran la ambivalencia de la sociedad norteamericana. Por un parte, conoce a “paisanos” y a personas anglosajonas que le permiten entender que la solidaridad y amistad son el ancla que les permite enfrentar que el american dream no es para ellos, y, por otro lado, descubre que en aquel país la frase de que “la libertad es para todos” sólo es una ilusión.

Así, Roberto aprenderá a viajar “sin papeles” por las vías del tren y en carretera; conocerá que el idioma inglés es una barrera para su integración a la sociedad, y aprenderá que también los propios mexicanos son los que juegan con su destino a cambio de un poco de riqueza.

Fotografía: Proyecto “La luz de la Bestia”. Pablo Allison, 2018.

Finalmente, Roberto descubre cómo su estancia en el país del norte forma parte de un ciclo mayor: el ciclo del jornalero mexicano que trabaja de manera temporal en Estados Unidos y que generación tras generación hace este viaje desde mediados del siglo XX.


Corté uvas y pizqué pepinos
Y una feria a mi esposa mandé
Pero en un baile me agarró la migra
Y de retache a Tijuana llegué…


De esta forma, la historia de Roberto está íntimamente relacionada con lo que Carlos Fuentes destaca: “el inmigrante es la víctima perfecta. Se encuentra en una tierra extraña, no habla inglés, duerme a la intemperie, lleva consigo todas sus pertenecías, teme a las autoridades, empleadores y abogados sin escrúpulos tienen en sus manos sus vidas y libertades. A veces son brutalizados, a veces asesinados. Pero no son criminales. Son sólo trabajadores”.

Fotografía: The Route to the north. Proyecto “La luz de la Bestia”. Pablo Allison, 2018.

Así, de acuerdo a Charles Ramírez Berg, la historia de Roberto es universal: una variación mexicana del conocido tema del viaje hacia los Estados Unidos.


Bajo el sol de color cobre y sangre
Como un esquirol trabajé
Yo le pido perdón a la Virgen
Por el daño que a otros causé…


Para Ramírez Berg, Robert M. Young demuestra con ¡Alambrista! sus destacadas habilidades cinematográficas, las cuales adquirió como documentalista en sus primeros trabajos de mediados de los años cincuenta, y que mejoraron a partir de su colaboración en el filme Nothing But a Man (Michael Roemer, Estados Unidos, 1964). Posteriormente, en el año de 1973, Young incursionó al tema de la migración mexicana con el documental Children of the Fields, en donde retrata la vida de cinco niños pertenecientes a la familia Galindo, quienes despiertan por la madrugada para ir a trabajar junto con sus padres.

Ellos se desplazan hacia la pizca y viajan por Arizona, Nuevo México y California. Young destacó que la historia y la energía de la familia Galindo fue  una inspiración para posteriormente realizar ¡Alambrista!


Allí mismo encontré a mi padre
En la pizca el corazón le falló
Nunca supo que estaba a su lado
El hijo que él abandonó… 


Por otra parte, la técnica cinematográfica en la que la que descansa la narrativa de Young es la del documental, pero situada en el terreno de la ficción. Como bien destaca Ramírez Berg, al igual que los neorrealistas italianos, Young descubrió la efectividad del uso de las técnicas del documental para contar historias de ficción. De esta manera, empapado de la objetividad periodística de la tradición del documental, Young se percató que la ficción podía ser más real que el reportaje, ya que ante la necesidad de hacer una película sobre la vida, el documental muchas veces no le permitía ir a donde realmente se debe ir.

Así, a lo largo de todo el filme, la cámara se mantiene cercana a las acciones para invitarnos a no ser indiferentes e indolentes hacia el tema de la migración. Nos invita a no olvidar las dificultades de las personas que deciden abandonar su tierra y buscar otras oportunidades en un sociedad que los rechaza y margina constantemente. Los primeros planos prevalecen y nos ayudan a reconocer la fortaleza, valentía y determinación de esas personas que dejan y arriesgan todo para cruzar la cicatriz del norte.


Palomita que vas pa’ mi tierra
Atrasito de ti vuelo  yo
Voy de vuelta a ver a mi familia
Entregarles todo el corazón… 


Para concluir, podemos destacar que para muchos, hablar de migración significa hablar únicamente de cifras: el mayor corredor de migrantes en el mundo es de México a Estados Unidos…El número de personas nacidas en México que residen en Estados Unidos es de casi 12 millones…La población mexicana sin documentos en Estados Unidos es de casi 6 millones; pero, para el filme ¡Alambrista! las cifras no son las importantes, sino las personas: los sentimientos del trabajador indocumentado que cruza la frontera para “quebrar el círculo intemporal de la pobreza”.

Fotografía: Sinaloa State interior. Proyecto “La luz de la Bestia”. Pablo Allison, 2018.

Y, como reitera Ramírez Berg, el migrante mexicano “no existían en las pantallas de las películas americanas hasta ¡Alambrista!, la primera y posiblemente la mejor presentación de la historia de la diáspora méxico-americana”.


Es triste la cruzada de alambre
Aunque tiene aventura también
Va dejando atrás a su gente
Pa’ venir pa’ ganar pa’ comer

 

Ya con esta, amigos me despido
Deseándoles todo lo mejor
Preferible volver a mi tierra
Donde tengo amistad y calor.

 

 Corrido del alambrista

 


Si tienen interés en el tema, estas son otras películas que recomiendo ver:

  • Espaldas Mojadas (Alejandro Galindo, México, 1955)
  • El Norte (Gregory Nava, Estados Unidos, 1983)
  • La jaula de oro (Diego Quemada-Díez, México, 2013)
  • La vida precoz y breve de Sabina Rivas (Luis Mandoki, 2012)
  • Llévate mis amores (Arturo González Villaseñor, México, 2014)
  • Código desconocido (Code inconnu: Récit incomplet de divers voyages, Michel Haneke, Francia, 2000)
  • Figuras de guerra (Qu’ils reposent en révolte (Des figures de guerre), Sylvain George, Francia, 2010)
  • Samba (Olivier Nakache, Eric Toledano Francia, 2014)

Fuentes para consulta
1. Cull, Nicholas J. y David Carrasco (ed.), Alambrista and the U.S.-Mexico border: film, music and stories of  undocumented inmigrants, Estados Unidos, University of New Mexico Press, 2004.
2. Chemor Ruíz, Patricia, Anuario de migración y remesas México 2017, México, Fundación BBVA Bancomer – Consejo Nacional de Población, 2017.
3. Fuentes, Carlos, El espejo enterrado. Reflexiones sobre España y América Latina, México, Fondo de Cultura Económica, 2008.
4. Palma Rojo, Rodolfo, Los malqueridos. Mexicanos en Estados Unidos, a finales del siglo XX, México, Miguel Ángel Porrúa, 2008.
5. París Pombo, María Dolores (coord.), Migrantes desplazados, braceros y deportados. Experiencias migratorias y prácticas políticas, México, El Colegio de la Frontera Norte – UACJ-UAM Xochimilco, 2012.
6. Ramírez Berg, Charles, “Inside the undocumented experience”, Estudio introductorio a la película ¡Alambrista!, Estados Unidos, The Criterion Collection, núm. 609, 2004.

 

Las ideas aquí expresadas son responsabilidad de sus autores. Miradas Múltiples las ha incluido en apoyo a la libertad de expresión y el respeto a la pluralidad.

Comparte: ¡Alambrista! Quebrando el circulo intemporal de la pobreza

por

México

Me muevo entre la fragilidad y la intensidad, con la hermenéutica como mi herramienta para adquirir conocimientos. Soy egresado de la Maestría en Historia por la Universidad de Guanajuato y de la Licenciatura en Historia por la Universidad Nacional Autónoma de México, con especialización en historia del siglo XX e historia del cine. Mis intereses: el estudio de los imaginarios, los simbólismos y las representaciones visuales en la sociedad. Mis investigaciones: «¡Órale vato!: La representación de la violencia en American Me», «Simbolismo e imaginario social en la representación cinematográfica Zoot Suit: la construcción del discurso identitario chicano» y «Proyecto Chicano: cine e identidad»
Contacto

Ver artículos relacionados

No se mata la verdad matando periodistas

 


 

#NoAlSilencio


 

Ni un periodista asesinado más

 

 


 

Agenda
#NoViolencia   #MarchaMundialporlaPaz

 

Lanzamiento de la 2ª
Marcha Mundial por la Paz y la Noviolencia